‘El backyard de los poemas muertos’- Jaiku largo

El poema ha partido

sin permiso

como siempre hace

mientras yo estoy a otra cosa

                  mariposa, que por cierto

                  todo rimaba con eso

por ejemplo fregando

la encimera

o reconciliándome a solas

conmigo y otros

 

En este caso miraba sin más

un cangrejo en la roca

cerca de mi pie se movía

de lado a lado

porque es cangrejo

 

Con esta sencillez he entendido

pensado, simplemente

«el ocaso por fin se posa»

 

Este tal cual ha sido

el pistoletazo que ponía

en marcha el reloj

de arena he mirado

la orilla, donde la libreta

en el agua no hay asideros

para amarrar olas

ideas

 

Nadaba solo, el poema.

Las palabras que se deshacían

en mis manos estas semanas

no hallaban alba, solo bruma

densa con la magia

volvían a encarnar el mundo

a delimitarlo y nombrarlas

 

Así empezaba:

«El ocaso por fin se posa»,

                                   no me acuerdo,

                                   patatín

«y en calma reposa…

desnudo mi cuerpo en colchonetas

… me visitan las mariposas

con su crisálida a cuestas

en el vuelo consonante…»

 

Me he enfadado

Y es que a veces nada rima

qué sencillo qué ameno

cuando se finge causa consecuencia

se fuerzan principios y fines

se pare cualquier moraleja

aunque salude muerta

 

Lástima, nomás, mihijto,

que el ocaso no tenga respuesta.

Las cosas más grandes son

tan gigantes

que no hay forma de cogerlas

 

y por mucho que rime fácil

posa-reposa-mariposa

y construya imágenes de Parvulario

y ame como los flojos

y me esconda en un escenario

 

de este océano seguirá en pie solo la roca

y el cangrejo, sin etiquetarlo

que indiferente se mueve lento

de lado a lado

de lado a lado

 

He descubierto al fin

que el poema no era mío

ni aunque yo pagara tinta

folios

toalla sombra

 

El poema sería como debiera

y nacería puro, no impoluto

si no trataba de ahogarlo

obligarle a mostrarme tanto

 

un ansiolítico blanco

para dormir diez horas seguidas

 

Así pues, el proceso es mágico

como ven no hay garantías

 

pero aún más sorprendente es aquello

que necesitaba ser dicho en toda costa

 

Cuando uno acaba, exhausto

le duele el brazo, suda

relee con paciencia y un cigarro

traduce sus entrañas a ver

si rescata versos del

backyard de los poemas muertos

un cementerio de vida oculta

que será siempre virgen igual

que el cadáver de un no-nato

 

Uno fuma y sonríe o llora

no le queda más remedio

que aceptarlo.

Y lo comparte humildemente a ver

si alguien descifra

de esto

algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s