‘Inmaculadas’- Jaiku largo

Inmaculada,

me dejaron,

 

y no se habla del uno sin el otro

y no puedo lanzarlo directo

y hay que dar rodeo y lo cuento

lo narro a quien tenga ganas y ojos

 

[carraspeo

 

Un ratín de tiempo y ganas, solo ganas

ganas de escuchar y ganas de quedarse

ganas de romper el ansia inmaculada.

 

¡Inmaculada!

Las vírgenes y algunas prostitutas

que venden el ánimo y no sus cachas.

 

Inmaculada,

me dejaron,

en el cuerpo y en el alma.

 

La rozaron sin querer queriendo

pretendiendo ir sin saber dónde pisaban

en la ficción perpetua del truhán que sabe

 

Sabedores de las huellas y sufrientes en esencia

Muy ocupados de qué para calcular colaterales

Muy ensimismados en algo para reparar en más

Muy angustiados de luto para habitar la vida

 

que se les escapa cuando giran hacia allá

sin querer mirarse acá en los espejos

 

Si no quieren ellos, te cuento a ti pues, las verdades,

y es que sí, prefieren susurrarse

mentiras al oído.

 

Mentiras entre otras: te quiero, te quiero

y te quiero ya

y por favor no te evapores

y gracias por existir

a veces, to’ lo más,

quizá un abrazo de carne y hueso,

ni eso.

 

Ay el listón leve de la virgen inmaculada

de la dolorosa que más critico, a la que menos rezo.

 

No me queda otra: cagarme en la puta,

la puta que fui, la que he sido, de las feas,

no de las que gozan y se pudren en el infierno, no,

de las pardillas.

¡La cándida, como los hongos!,

saliendo por esporas de los rincones.

 

Mujeres inteligentes, puteadas vivas

con el coño purificado por la culpa, os digo:

Soltad amarras de los unos, de los otros

Que demuestren que sois dos y uno y no os lo cuenten,

Contadlo vosotras a las amigas como yo os lo cuento y reíos,

Reíos de todo este percal aunque a veces duela

y jamás

jamás

Os enamoréis de una quimera

 

No hagáis rimas fáciles, os suplico, por mí,

cabeza alta, a vosotras os lo cuento,

lo digo a vuestros ojos lectores

no a los que no, bien os digo,

no os esforcéis más que con vosotras,

 

que inmaculada cándida y puta pardilla, todo junto,

solo debe haber una

y esa

–he sido-

yo.

inmaculadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s