Sado en moto- Jaiku largo

Al regresar de Valentino’s

en Ronda Sant Pere

subiendo por Sanllehy

o quizá en Marina

dos actores secundarios Bob

devuelven

el calorcito al día

 

Él la agarra y la agarra

mientras ella se despide

besa sus labios sonriendo

y ella, por fin rendida,

también ríe

 

Yo: cual imbécil,

boca abierta y casco rojo,

tragando humo de escape

de tubo de coche

de culo metálico

 

En plena Ciudad Condal

me transporto

 

Parajes inhóspitos

Desiertos culturales

Reggaeton duro

Garrafón afable

Mansiones de cuento

pagadas en B

-(B)ajo mano-

 

Eran enclave y contexto

de aquellos polvos sado

 

Zampando feminismos

Cenando odas a la autonomía

Al preguntar,

en la fina línea del clímax

y la muerte,

si puede quebrarse una columna

partirse en dos,

cual palillo,

con los empellones

de delicia

que hacen

a un tiempo

babear

y temer por la vida

 

Y de rumiar estas cosas

los de alrededor pitan

Espabila, mindundi,

que se te escapan los escargots

que vas pisando huevos

y algunos tenemos prisa

 

 

Luz verde y acelero

No hay tiempo para besos

Esta no es la Ciudad del Amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s